Blog de divulgación marxista

Monarquía

A vueltas otra vez con la monarquía

3 de enero de 2021 | lorf | Comentario 2

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos)
Cargando...

A finales de noviembre ya escribí un artículo sobre el Rey emérito y las noticias sobre sus prácticas corruptas. Ya entonces dije, que a pesar de que había que depurar responsabilidades, me parecía que tanta confluencia de informaciones (algunas ya viejas) era un síntoma de un proyecto de degradación de la monarquía y el país en general. Que suelen ser el anteproyecto de presiones, ataques y al final recortes y saqueo. Sin embargo, en este artículo tomo mayor conciencia de lo que ya vislumbraba, y además quiero centrarme en aspectos tan graves o mas que las corruptelas del Rey emérito y que se mantienen ocultas porque no interesa airear esa parte.

Si el Rey emérito es corrupto… ¿Quienes son los corruptores?

Si el rey ha cobrado comisiones, ha sido por los enormes negocios que a aportado a los grandes monopolios españoles, y en consecuencia, si él es un corrupto, los grandes monopolios propiedad de las entidades financieras españolas son los corruptores y en esto habría que analizar quien es peor, si el que delinque o quien le incita a ello, y con ello no quiero quitarle importancia a las acciones del Rey emérito D. Juan Carlos I.

Pero hay otro aspecto que me parece también muy grave, y viene siendo ocultado desde hace muchos años. Desde antes de la caída del fascismo, y durante toda la transición y posteriores años hasta que abdicó en favor de su hijo el actual Rey Felipe VI, el Rey D. Juan Carlos I, ha sido el puntal mas firme que el hegemonismo norteamericano ha tenido en España.

No solo es corrupción, también es traición.

Dirigió la transición según las directrices de Henry Kissinger, a paso lento, permitió el cambio de régimen sin tocar los cimientos del estado franquista. Cuando los EEUU exigieron a nuestro país un fuerte encuadramiento en la OTAN y Suárez no parecía muy por la labor, tensó y presionó a éste para que dimitiera, convocándole a una reunión en el Palacio de la Zarzuela donde le esperaban varios militares golpistas (Milans del Bosch entre ellos) e incluso alguno llegó a sacar su arma para dejar claro la seriedad del asunto. Según la escritora Pilar Urbano Juan Carlos llego ha decirle a Suárez: “¿Ves hasta donde me has hecho llegar?”. Suárez tenía otro proyecto en la cabeza, según la propia Pilar Urbando prefería ser “cabeza de ratón que cola de león”. Había recibido con honores de jefe de estado a Yasser Arafat (un terrorista para los EEUU) y había enviado un representante al Movimiento de Países No Alineados, que se celebró en La Habana, con la intención de apoyarse en los países latinoamericanos y árabes para que España tuviera una voz propia en el mundo.

Los intereses de una potencia hegemonista o los intereses de una oligarquía monopolista, jamás coinciden con los intereses populares. D. Juan Carlos siempre defendió primero sus intereses, luego los de EEUU y los de la oligarquía, de los intereses de su pueblo, de que al pueblo no nos saquearán, degradarán e insultarán jamás se preocupó. Pero los que ahora han levantado la veda para manchar y ensuciar al Rey emérito y a la monarquía, no le hacen tampoco ningún favor al pueblo, al contrario, siguen la senda de D. Juan Carlos I, colaborando para que el proyecto del hegemonismo de saquear nuestras riquezas y recursos continúe. Y ya se ve, que en ese mundo de alto poder, ni siquiera haberles servido bien durante tantos años ofrece garantías de que luego te arrojen a los leones.

LORF

 

2 comentarios sobre “A vueltas otra vez con la monarquía

  1. Generalmente es bueno para seguir un discurso empezar por una pregunta. En este caso, cómo bien planteas, Juan Carlos, ha defendido mejor los intereses del imperialismo yanqui y las oligarquías monopolistas que los intereses del pueblo.
    Éstos, conocían su punto débil, la economía; Juan Carlos, cuando cursó estudios en la AGA, iba a pedirle un celtas corto al barbero de la base, Paco, porque no tenía más que una pequeña asignación que le pasaba Franco y en ese sentido, lo que ha sido es «un puta».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies