Blog de divulgación marxista

La plusvalía

La plusvalía, piedra angular del capitalismo

14 de noviembre de 2020 | lorf | Comentario 1

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos)
Cargando...

Los capitalistas nos cuentan que cuando crean una fábrica calculan el coste de las mercancías que fabrican, a este coste le suman el porcentaje de beneficio y así ganan dinero. Vamos, una actividad de lo mas honrada y decente, sin embargo Carlos después de analizar el proceso concienzudamente llego a la conclusión, que la cosa no era tal como nos la contaban, que en realidad, el capitalista vende la mercancía por su precio de coste. ¿Y cual es el precio de coste de una mercancía? Pues las horas de trabajo acumulado que atesora. Es decir, que si de la Ford sale un coche cada media hora (o menos) no es que tenga un coste de solo 30 minutos de trabajo. Hay que contar también el tiempo de extracción de la materias primas, la siderurgia y la fabricación de todos los componentes que lleva ese coche. Así se calcula su precio de coste y en el mercado, las mercancías tienden a venderse por ese precio. ¿Y entonces de donde saca el beneficio el capitalista? ¡He ahí la cuestión! Lo saca, de las horas no remuneradas al obrero. Porque el obrero desde que empieza su jornada, llega un punto en que ya ha producido mercancías por valor de su salario, pero sigue trabajando porque lo han contratado por una jornada de 8 horas (ahora, antes 10, 12 o más) y esas horas de más constituyen el beneficio del capitalista.

Quizás con un ejemplo se entenderá mejor. Para simplificar imaginemos que yo tengo un pequeña fabrica de mesas con un obrero. Normalmente el obrero me fabrica una mesa al dia y yo las vendo. ¿Pero que pasa si descubro que hay una máquina o método de trabajo que permite al obrero fabricar dos mesas al día? En consecuencia, yo tendré que comprar el doble de madera, de clavos, de barniz, de cola, etc.. todos los elementos y materias primas necesarias para la producción, doblando mi inversión. Pero he aquí que el único de mis gastos que no se va a incrementar es el salario del obrero. Ya que lo contraté para trabajar 8 horas, le pago igual si fabrica una mesa al día o dos. Pero como produzco el doble de mesas en el mismo tiempo, quiere decir que las he conseguido abaratar a la mitad de precio. Esta claro que ahora tengo otro problema, necesito conseguir mas clientes a los que vender las nuevas mesas que he producido, ¿Y como lo hago? Vendiéndolas mas baratas que la competencia, así amplio mi mercado y reduzco el de los otros fabricantes. Pero no lo hago vendiendo las mesas a mitad de precio que antes, pues si así lo hiciera estaría ganando el mismo beneficio relativo pese ha haber duplicado mis gastos, simplemente aplico un pequeño descuento, suficiente para atraer nuevos clientes y arrebatárselos a la competencia.

La tendencía de las mercancías a venderse a su coste

Pero, si vendes las mesas algo mas baratas, estas vendiéndolas por encima de su precio de coste. ¿No habías dicho que las mercancías se vendían por su coste?. Efectivamente, lo que pasa es que tarde o temprano, mi competencia descubrirá esa máquina o ese método que yo aplico y empezará a producir las mesas a mi mismo precio y entonces se producirá una guerra de precios que terminará haciendo que las mesas se vuelvan ha vender a su precio de coste. ¿Hasta cuando?. Pues hasta que se descubra otra máquina o procedimiento de abaratamiento de la producción. Entonces la rueda vuelve a empezar ¿Y cuando para? NUNCA. Esto es el capitalismo, el cuento de nunca acabar, y en el que hasta los propios capitalistas están presos de él.

Bueno, asimilemos las cosas poco a poco, ya hablaremos mas sobre la plusvalía, la explotación y también de algo que Carlos llamaba la “acumulación originaria”, aunque él mismo reconocía que en verdad debería llamarse la “expropiación originaria”.

LORF

 

Un comentario sobre “La plusvalía, piedra angular del capitalismo

  1. Buenas tardes:
    tras una segunda lectura del articulo, considero que como ya dije en mi anterior comentario, nos encontramos en una encrucijada política de primer orden. cambiemos la situación de la lucha de clases.
    ¿Cómo lo cambiamos? Cuestionándonos lo que nos cuentan, y leyendo información de fuentes independientes y plurales. Esta web es un ejemplo real ,
    compartela en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies